La vejez ha sido entendida o interpretada de diferentes maneras a lo largo de la historia, por ejemplo, en la época del imperio romano los viejos eran la figura de autoridad debido al lugar que ocupaban en el Senado, sin embargo, imponían prácticas despóticas y abusivas por lo que se generaron conflictos intergeneracionales, al final su poder terminó con el cambio de imperio y terminaron siendo despreciados y criticados.

Fuente: Red adulto mayor

A su vez, en la época del México prehispánico se distinguió a la vejez en dos grupos, los que llegaban a esta etapa con el pleno uso de sus facultades mentales y que se les conocía como tleyo mahuizyo o dueños del fuego, a este grupo se les consideraba como los transmisores de valores y conocimientos familiares, por lo que eran vistos como los poseedores del saber, por otra parte, se encontraba el grupo de las personas que habían llegado a la etapa de la vejez con alguna deficiencia o deterioro mental por lo que se les veía como inútiles y eran considerados como una carga social.

Con el paso del tiempo y durante las épocas de la conquista y la independencia de México no se ocuparon ni tomaron en cuenta a los viejos, sin embargo, fue hasta finales del siglo XIX e inicios del siglo XX cuando comenzó a aumentar la longevidad de las personas, sobre todo de las clases adineradas y con este hecho se empezaron a generar políticas y propuestas para proteger su patrimonio. Y casi inmediatamente surgieron protestas y sindicatos que buscaban proteger a los trabajadores después de su retiro.

Fuente: CAIS Cuautepec

Actualmente, aún existen sectores como el mercado laboral, el mercado financiero, la demanda de bienes y servicios (viviendas, transportes, protección social, recreación) en los cuales aún no han sido trabajados del todo para contribuir al desarrollo y a la estabilidad de una población que se encuentra en la etapa de la vejez ni de la población de adultos mayores que estará aumentando cada vez más.

Este envejecimiento de la población se está convirtiendo en una de las transformaciones sociales más importantes de nuestro siglo y seguramente en las próximas décadas esto podría convertirse en un problema social bastante delicado, ya que como lo indica y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), actualmente el 20% de la población de adultos mayores en México vive en soledad, no sólo olvidados por el gobierno y la sociedad, sino también por sus propias familias.

Fuente: H. S. Evento de día de muertos (2019)

Derivado de esta situación existen algunas instituciones como el Centro de Asistencia e Integración Social (CAIS) ubicado en Cuautepec, en la alcaldía de Gustavo A. Madero el cual atiende cerca de 300 adultos mayores en situación vulnerable y/o en abandono social en donde las necesidades básicas como el alimento y la vivienda están cubiertas, sin embargo este centro está lejos de proporcionar un desarrollo integral que favorezca la promoción de la salud, es por eso que en este sentido estudiantes de 8vo. semestre de la asignatura de Salud Comunitaria III de la licenciatura de Promoción de la Salud de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) elaboraron, desarrollaron y se encuentran implementando un proyecto de salud  el cual tendrá su culminación el día 17 de diciembre del presente año (2019).

Fuente: H.S. Estimulación psicomotriz a través del juego. (2019)

Y como cierre de actividades se realizará un evento de clausura en el que además de presentar el trabajo realizado a lo largo del semestre 2019-II, también se pretende llevar alimento, bebida y un grupo musical con la finalidad de que los adultos mayores del CAIS Cuautepec pasen un momento de convivencia agradable, sin embargo, el presupuesto para los preparativos es limitado y por tal motivo se está invitado a la comunidad universitaria de la UACM a apoyar con donativos para poder cubrir los costos y también está invitada a participar en el evento de clausura.

Si quieres apoyar a esta noble causa puedes pasar al cubículo CA-18, edificio 4, primer piso del plantel Cuautepec a dejar tu donativo, esto puede ser alguna moneda, calzado, pantalones, camisas, bufandas, etc.