El cuidado de la piel actualmente es un tema controversial, las grandes industrias cosméticas sacan con más frecuencia productos al mercado asegurando conseguir una piel tersa y libre de imperfecciones.

En el mundo de hoy en día la belleza está concentrándose en las plataformas digitales, califican y aluden a la apariencia equivalente con el número de likes en las selfies, incluso, por medio de las relaciones públicas los llamados “influencers” reciben productos de estas compañías cosméticas para obtener más publicidad. 

Si cierto es que todos deberíamos tener una rutina de cuidado facial ¿Cuáles son los productos que realmente nos van a ayudar?, ¿Cuáles son en los que deberíamos invertir bien?, y sobre todo, ¿Qué opciones hay además de los productos de las grandes industrias?, ¿Es necesario gastar tanto dinero?

Echemos un vistazo a todo esto…

Comenzando por el primer, y quizás único producto en el que deberías invertir; un buen bloqueador solar, este debe utilizarse todos los días, no importando la estación del año en que estemos, ya que protege de los rayos UV y crea una capa protectora que protege tu piel de los radicales del sol. 

Los beneficios del uso de este producto son más satisfactorios a largo plazo, pues evitará la aparición de arrugas a temprana edad, así como las manchas y mantendrá tu piel sana disminuyendo las probabilidades de contraer cáncer del piel. 

Pasando a otro punto, recordemos que el cuidado de la piel más que cutáneo, viene desde nuestros hábitos alimenticios, el exceso de grasas y alimentos procesados aumentará las probabilidades de tener una piel con imperfecciones y de tipo grasa, si bien esto puede también ser un factor genético, podemos contribuír con cuidados pequeños que de igual forma harán una gran diferencia.

1.- Tomar abundante agua: Sabemos que las recomendaciones van de 2 a 2.5 Lt. por día, el consumo correcto de esta mantendrá nuestra piel hidratada, aumentará su flexibilidad, evitando la aparición de líneas de expresión, así como de imperfecciones. 

2.- Mantener una alimentación balanceada: La hora de comer es algo que nos gusta a todos, no obstante, uno de los mejores secretos de belleza comienza desde lo que ingerimos. Es importante crearnos buenos hábitos alimenticios, mantener un balance entre carbohidratos, proteína y vegetales. Esto limpiará nuestro organismo, a la vez que nos mantiene saludables y por consiguiente nuestra piel libre de imperfecciones.

3.- Actividad física: Aunque no lo creas, este también es un punto clave para la salud de nuestra piel, considera aunque sea darte 30 minutos diarios en los que practiques ejercicio donde te muevas y actives, esto ayudará a tu cuerpo a liberar toxinas y a sentirte con muchas más energías.

Ahora bien, ¿Es necesario gastar tanto dinero en productos que nos prometen dejarnos una piel hermosa?

No, existen un sin fin de opciones a la hora de cuidar tu piel, enfocándonos únicamente en tu rostro, se puede comenzar con la buena limpieza que le das, si eres mujer, nunca vayas a dormir sin antes haberte desmaquillado, por más cansada que estés, este punto es de los más importantes. Debes dejar descansar tus poros y dejar a tu piel respirar, usa un buen desmaquillante adecuado para tu tipo de piel, así mismo, debes lavar tu cara, pues el desmaquillante no es suficiente, ya que aún pueden quedar residuos de suciedad y los desmaquillantes suelen tener aceites.

Lava tu piel una o dos veces después de desmaquillarte para asegurarte de que todos los residuos se hayan ido, seca tu cara a toques con una toalla, no la frotes ya que esto también puede lastimarla. Finalmente hay dos opciones increíbles que te pueden servir para dar a tu piel una apariencia fresca y saludable.

1.- Agua de arroz: Este es un famoso secreto de las mujeres asiáticas, el agua de arroz limpia tu piel, disminuye la pigmentación de las manchas, deja la piel con apariencia suave y la refresca. 

Debes poner a calentar a fuego bajo un poco de arroz con la cantidad de agua que prefieras, cuando comience a hervir el agua debes quitarlo del fuego para que el agua no se consuma, cuela y deja enfriar, puedes incluso mantener tu agua en el refrigerador para que se conserve fresca, cámbiala aproximadamente cada dos semanas.

2.- Agua de rosas: Esta nos dejará una piel luminosa, hidratada y la dejará con una apariencia saludable, de igual manera, deberás poner a fuego lento los pétalos de una rosa en la cantidad de agua necesaria para cubrirlos, una vez que comiencen a hervir, quítalo del fuego y deja enfriar, después vacía el agua en un contenedor y mantenlo en el refrigerador, cambiala en un periodo de dos semanas.

Estas dos opciones puedes intercalarlas cada día, puedes aplicarlas en tu piel con ayuda de un algodón o bien, desde un contenedor con  dispensador. Déjalo secar y aplica tu crema hidratante dando un ligero masaje, déjalo durante toda la noche y al despertar lava tu cara nuevamente.

Una vez dando estos pequeños cambios notarás una gran diferencia, no necesitas gastar grandes cantidades de dinero para tener una piel saludable y sin imperfecciones, recuerda ser paciente y constante, tu piel te lo agradecerá antes de lo que imaginas. 

¡Cuídate!